Amazon Seller y Amazon Vender: escoge el tipo de vendedor

0
14

Amazon ofrece dos opciones de venta: Amazon Seller y Amazon Vendor, veamos cuáles son las diferencias entre ellos y cuál debería escoger. 

Amazon Seller: en esta opción tú eres dueño de tus productos hasta que los consumidores los compren, vendes directamente tus productos a los clientes de Amazon. Para este modelo de negocio, la plataforma usada es Amazon Seller Central, desde ella te tienes que encargar de los envíos, atención al cliente o devoluciones. En cuanto a la logística, podemos escoger entre realizarla nosotros mismos Fulfilled by Merchant, o delegarla a Amazon, a través de Fulfilled by Amazon. 

Si decides enviar los productos tú mismo (FBM), debes tener en cuenta que estos tienen que especificar un coste de entrega. Además, el embalaje también correrá de tu cuenta.
Por el contrario, si decides delegar en Amazon (FBA), este se encargará de todo, incluso de las devoluciones de los productos. Estos deberán almacenarse en los almacenes del marketplace. El FBA supondrá un coste del 15% a mayores para la tienda que decida utilizar este modelo. A priori, la segunda opción parece la más cómoda, sin embargo, cada uno debería pensar cual es la modalidad que más le compensa en términos económicos y de gasto de recursos. Tal vez, en aquellos negocios cuyo proceso de envío sea más largo, funcione mejor la propia gestión del mismo, ante aquellos cuyo envío se realice de forma más automática.

Amazon Vendor consiste en que es el propio Amazon el que compra tus productos, para así venderlos él mismo. La plataforma desde la que se opera en este modelo es Amazon Vendor Central, actuando como proveedor para el propio marketplace. No obstante, para ser Amazon Vendor, necesitas que el propio Amazon te invite a ello. Debido a una serie de requisitos, no cualquiera puede serlo. Lo más frecuente es que una empresa que empiece siendo Amazon Seller y alcance una cuantía importante de ventas, reciba la invitación del Marketplace.

Al decidir vender tus productos de esta forma, estarán siendo vendidos por Amazon. Esto podría aportar a tus clientes una confianza extra en la adquisición de los mismos. Por otra parte, los usuarios de Amazon Vendor tienen acceso a potentes herramientas de publicidad de Amazon, como Amazon Marketing Service (AMS). Esta es, sin lugar a dudas, una forma de vender tus productos más simple que la anterior. En este caso, el público objetivo por el cual deberás de preocuparte es Amazon. Lo importante será adaptar las ventas y condiciones del negocio a las exigencias de este.

Amazon Seller VS Amazon Vendor
Como hemos visto, mientras que ser Amazon Seller está al alcance de cualquiera, para ser Amazon Vendor necesitas una invitación del propio marketplace, tras demostrar una serie de condiciones mínimas.

En el primer caso, tu público objetivo serán los clientes de Amazon, mientras que, en el segundo, Amazon venderá por ti. Aunque esto simplifique el negocio y, quizá, como decíamos, de una confianza mayor a los consumidores, por otra parte, la marca del propio negocio se desvanece bajo la marca “Amazon”. Así el dueño del eCommerce o empresario tendrá que evaluar costes y beneficios de que esto suceda.

En cuanto a la logística, como veíamos, mientras que en Amazon Seller puedes elegir entre FBA, delegar en Amazon o hacerlo tú mismo FBM, con Amazon Vendor deberías de tener la infraestructura para poder contar con los pedidos del propio Amazon.

Por último, mientras que en Amazon Seller tú fijas los precios de tus productos, en Amazon Vendor es el propio Amazon el que se encargará de ello, atendiendo a sus intereses y amoldándose a las exigencias del mercado en ese momento.

Como vemos, tras analizar la diferencia entre Amazon Seller y Amazon Vendor, no es fácil decir cuál de estas herramientas es mejor o peor, más beneficiosa o no. Depende de cada uno y de las aspiraciones, necesidades o escenarios en los que presente tu negocio. Quizá Amazon Vendor parezca una opción más sencilla que Amazon Seller, sin embargo no todos los negocios tiene capacidad para ser Amazon Vendor y, muchos otros, no tendrán interés en ello, debido al coste que supone perder el control de vender directamente a los clientes, así como perder la visibilidad de la propia marca.

Fuente: Marketing4Ecommerce