Disco Duro HDD y Unidad SDD

0
18

Aunque aún es común encontrarse en las tiendas de informática con una amplia variedad de ordenadores de sobremesa con discos duros HDD, cada vez es mayor el número de marcas que confían en la inclusión de la unidad SDD, no solo por su menor peso y tamaño, también porque proporciona velocidades de transferencia y escritura mucho más rápidas. 

Como señalan muchos expertos y los usuarios que han hecho el cambio, no hay nada mejor que sustituir un disco duro convencional cuando un ordenador empieza a funcionar más lento por una unidad SDD, para que parezca casi nuevo.

Así, aún cuando los SDD pueden ser superiores en velocidad de escritura y transferencia de datos, no se debe menospreciar a los discos duros tradicionales. Los HDD siguen siendo los reyes del almacenamiento, porque continúan teniendo capacidades mucho mayores, especialmente en comparación con los SSD más grandes. 

La elección de uno u otro no es sencilla, hay que tener en cuenta algunos aspectos importantes, no solo el precio, sino el uso que se le va a dar. Las unidades de estado sólido son mucho más caras para capacidades de almacenamiento mucho más pequeñas, pero en cuanto a velocidad, saldremos ganando. 

Una unidad de disco duro tradicional (HDD), es aquella en la que se almacenan el sistema operativo, las aplicaciones que hayamos instalado y nuestros archivos y carpetas. 

Es un dispositivo que contiene un disco duro circular, llamado bandeja, que almacena los datos. El disco gira, lo que ofrece la posibilidad de que el brazo de lectura y escritura lea los datos presentes en el disco a medida que pasan, o bien, escribamos nuevos datos. 

Cuanto más rápido sea el giro del disco, más rápido funcionará, lo que podría afectar directamente a la rapidez con que responde el sistema operativo, así como el tiempo que tardan las aplicaciones instaladas en cargarse o abrirse. 

Un SDD o unidad de estado sólido, destaca por ser una tecnología de almacenamiento mucho más nueva. No posee partes móviles, y cuenta con una memoria flash NAND. 

Mientras que los discos duros utilizan discos giratorios con la finalidad de acceder a la información, las unidades SDD almacenan los datos en chips de memoria flash, de la misma manera que lo hace una tableta digital, una unidad USB o un teléfono inteligente. Dado que la unidad no debe esperar a que ningún plato gire hacia el lugar donde están los datos, se puede acceder a todos los chips de memoria al mismo tiempo, así es mucho más rápido. 

La capacidad de almacenamiento es posiblemente una de las diferencias más importantes de una unidad de estado sólido y un disco duro HDD. Si deseamos tener un mayor espacio de almacenamiento el disco duro tradicional se convierte en la mejor opción. 

Las capacidades de los discos duros HDD van desde los 40 GB hasta los 12 TB para los domésticos, para el uso empresarial poseen capacidades aún mayores. Su precio es bastante asequible.

Aunque hasta hace pocos años las unidades de estado sólido no eran capaces de alcanzar capacidades de almacenamiento tan grandes, hoy en día sí se pueden encontrar en las tiendas especializadas en dispositivos con mayor capacidad. 

Fuente: Muy Interesante.