Fabrican un coche de piezas de Lego con motor de aire comprimido

0
388

Un empresario australiano y un adolescente rumano han convertido en una realidad el sueño de más de un niño para estas navidades: poder conducir un coche construido con 500.000 piezas de Lego.

Este biplaza, de tamaño natural, tiene una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora y está impulsado por cuatro motores orbitales con 256 pistones -todos hechos de Lego- que funcionan con aire comprimido.

El coche fue diseñado por el empresario australiano Steve Sammartino y el joven gurú de la tecnología Raul Oaida, mediante una campaña de crowdfunding promocionada a través de Twitter. «Quería hacer algo interesante que demostrara que hay una gran variedad de posibles innovaciones para los automóviles. Queríamos ser un ejemplo para abrir la mente de las personas», dijo a la prensa australiana Sammartino, «es algo que la industria del automóvil necesita».

SAMP-Josh-Rowe-3907-1024x682

El coche amarillo y negro, diseñado como un hot rod -descapotables americanos de los años 30- tardó 20 meses en completarse. Aparte del engranaje estructural, como los neumáticos, indicadores y componentes del soporte de carga, sólo se utilizaron piezas de Lego. Cuarenta australianos apoyaron la campaña «Super Awesome Micro Project» y el coche fue construido en Rumanía antes de ser enviado a Melbourne para darle los retoques finales.