Las empresas podrían no contratar a nuevos trabajadores si no se quieren vacunar

0
19

Según la presidenta del Comité Económico y Social Europeo (CESE), Christa Schweng, las empresas podrían evitar contratar a un trabajador si no se quiere vacunar. Y esto lo dice la presidenta de un órgano consultivo de la Unión Europea, que se encarga de emitir informes para las instituciones comunitarias, fija la posición que posiblemente tendría la Unión Europea ante una disputa en este sentido.

Los empresarios podrían decidir con quiénes firman un contrato, y el trabajador tiene la libertad para decidir si quiere o no trabajar en la empresa en caso de que se exija la vacuna para firmar el contrato. La cuestión será si todos los empleados están vacunados o no. Uno de los grupos que se tienen en consideración para la política de vacunaciones planteada por el Gobierno son trabajadores sanitarios, pero también aquellos que trabajan en espacios cerrados, como podría ser una oficina.

¿Qué dice la ley en España? Según el RD 664/1997, de 12 de mayo:

La vacunación de los trabajadores en la propia empresa tiene una justificación económica y sociosanitaria, basándose principalmente en las orientaciones que marcan las actuales políticas en materia de Salud Laboral y Prevención de Riesgos Laborales en el lugar de trabajo.

Según el RD, el objetivo de la vacunación en la empresa es:

  • Proteger a los trabajadores del riesgo de padecer enfermedades transmisibles, donde se puede encuadrar la COVID-19
  • Evitar que los trabajadores sean fuentes de contagio de enfermedades transmisibles para otros trabajadores o la comunidad
  • Prevenir enfermedades infecciosas en trabajadores que estén inmunocomprometidos o padezcan patologías crónicas (cardíacas, pulmonares, renales…), lo que sería un grave riesgo para ellos.
  • Evitar absentismo por bajas laborales, como consecuencia de enfermedades adquiridas por trabajadores en el desempeño de sus funciones
  • Evitar muertes que se produzcan como consecuencia de enfermedades infecciosas
  • Evitar enfermedades infecciosas que puedan evolucionar a la cronicidad

En principio no está diseñado para una pandemia mundial, aunque quizás la gripe por incidencia sí cumple con este criterio. Si salimos de este ámbito, ¿podría nuestra empresa obligarnos a vacunarnos de la gripe cada año?. Seguro que si muchas hacen el cálculo de número de horas de trabajo perdidas, se lo podrían plantear.

Igualmente hay que tener en cuenta que la vacunación en España es voluntaria, aunque en un Estado de Alarma se podría obligar a toda la población a vacunarse. La realidad es que dudo mucho que cualquier candidato a un puesto de trabajo se niegue a vacunarse.

Ya hemos visto como muchos solicitantes incluían en su currículum que habían pasado la enfermedad y por lo tanto no parece descabellado que ocurra lo mismo si disponen de una vacuna, o que muestren su predisposición a hacerlo si la empresa se lo facilita.

Fuente: Pymes y Autónomos