Un Sensor GPS Solar evitará que se pierdan las mascotas (o tus hijos)

0
354

Retrievor no es el primer sensor GPS destinado a mantener mascotas, personas u objetos permanentemente localizados. Pero sí es, o al menos eso aseguran sus creadores, el más pequeño. En una pastilla de menos de tres centímetros de diámetro y un centímetro de altura incorporan antenas de geolocalización, un sistema que transmite la posición a través de la red móvil, y una placa solar combinada con un sistema cinético que genera energía con el movimiento.

Este dispositivo, que todavía no ha salido al mercado pero sus creadores ya lo están promocionando en el portal de crowdfunding ‘Indiegogo’, está diseñado para mantener un control sobre la posición física de mascotas, personas y objetos. Para saber dónde está el perro si se escapa, por dónde pasa el niño durante una excursión con el colegio, o a qué lugar se llevan un coche robado.

Los creadores de Retrievor no solo ofrecen el dispositivo, sino una aplicación móvil que permite mantener un control activo sobre su posición. Ésta, además, tiene capacidad para crear ‘geo-jaulas’ en las que el usuario define un área y recibe un aviso si el sensor sale de ella.

El modelo de negocio no solo se basa en la comercialización del dispositivo –que saldrá a la venta por 300 dólares –220 euros–, sino en una cuota mensual –de 1,79 dólares– que habilita el servicio. Para los usuarios que apoyen el proyecto en Indiegogo el primer año será gratuito. El precio incluye la localización del dispositivo en casi todo el mundo. Aunque la red de satélites GPS cubre todo el planeta, también hace falta que éste se encuentre en una zona con cobertura móvil para funcionar.

Según sus creadores Retrievor cuenta con la tecnología de localización más sensible, y permite determinar la posición con un margen de error de menos de 3 metros, e incluso funcionar en el interior de los edificios –con limitaciones–. El aparato, que incluye una placa solar y un generador cinético para mantener la autonomía todo lo posible, se puede sumergir hasta 3 metros y soportar temperaturas de hasta –40 ºC.

En lo que respecta a autonomía, explican, depende del uso que se le dé. Si el usuario necesita usarlo de manera intensiva es posible que se le agote la batería (cuenta con un cargador USB por si acaso). Aun así, aseguran, también podría darse el caso de, entre la placa solar y el generador cinético, no hiciese falta cargarlo nunca.